¿INFLUYE LA ALIMENTACIÓN EN LOS TRASTORNOS DEL SUEÑO?

¿INFLUYE LA ALIMENTACIÓN EN LOS TRASTORNOS DEL SUEÑO?

 

LA ALIMENTACION Y LOS TRASTORNOS DEL SUEÑO 1 ¿INFLUYE LA ALIMENTACIÓN EN LOS TRASTORNOS DEL SUEÑO?

 

El insomnio es la dificultad para conciliar el sueño o para permanecer dormido, o una alteración del sueño que hace que éste parezca insuficiente o inadecuado. El insomnio no es una enfermedad, sino un síntoma que puede tener muchos orígenes. A menudo la causa es la ansiedad, el nerviosismo, la depresión o el miedo.

Existen diferentes tipos de insomnio. Con mucha frecuencia, la dificultad para conciliar el sueño se produce cuando no se pueden alejar los pensamientos y preocupaciones de la mente. También el trastorno en los horarios de sueño y despertar se produce por la desorganización de los patrones de sueño. Los síntomas que a su vez provoca el insomnio incluyen irritabilidad, cansancio durante el día y problemas para concentrarse o para concentrarse o para trabajar bajo presión.

El tratamiento del insomnio depende de la causa y la severidad. Existen muchos fármacos empleados, siempre bajo supervisión del médico y prescripción facultativa. Pero antes de llegar a ese tratamiento existen otras medidas muy efectivas. Algunos cambios simples en el estilo de vida, como imponerse un horario regular para dormir, pueden mejorar el sueño en la mayoría de las personas que sufren insomnio.

Se ha observado con los años que existe una relación entre la alimentación y el ritmo y calidad del sueño. La alergia a las proteínas de la leche, o a otros alimentos, puede ser causa de insomnio. Por ello, en los niños con alteraciones del sueño, puede ser preciso descartar alergias alimentarias. Se recomienda moderar el consumo de alcohol y cafeína, y mantener el peso corporal próximo al óptimo.

Aumentar el aporte del aminoácido triptófano, ya que contribuye a aumentar los niveles de serotonina y con ello, la cantidad y calidad del sueño. Los huevos, leche, cereales integrales, chocolate, avena, dátiles, semillas de sésamo, garbanzos, pipas de girasol y calabaza, cacahuetes y plátano, son algunos de los alimentos ricos en triptófano. Los huevos y leche, son los alimentos que mayor cantidad de triptófano contienen, ya que son alimentos proteicos de elevada calidad biológica. Entre otras funciones de la serotonina, participa en la regulación del sueño, ya que es una de las moléculas (neurotransmisor) esenciales en la producción de melatonina. Esta hormona en la encargada de regular los ciclos del sueño. Además, la serotonina interviene en el control del estrés y de la temperatura corporal.

Se recomienda practicar ejercicio físico de forma regular y evitar empezar la actividad a última hora de la tarde, ya que produce aceleración del metabolismo y tarda un tiempo en relajarse.

Una dieta variada te asegura el aporte de todas las vitaminas y minerales. Un déficit de vitamina B6 (piroxidina), vitamina B3 (niacina), vitamina B12 (cobalaminas), vitmaina B9 (ácido fólico), hierro y magnesio, puede provocar trastornos en el sueño, ya que participan en las reacciones de metabolización de neurotransmisores implicados en el sueño, como la serotonina.

SanumVita

 

 

 

Comentarios: