3 MANERAS DE OPTIMIZAR TU PRE, INTRA Y POST ENTRENO (NUTRICIÓN)

478

POR Ignacio Arienza, equipo MD Latino en España



Es muy común escuchar de atletas y culturistas que sienten mareos, náuseas o incluso vomitan durante el entreno. No sólo en nuestro deporte sino en general, es algo común y suele atribuirse a la intensidad del entreno o la duración del mismo. La realidad es que mucha gente se olvida de unas pautas que son esenciales para mejorar el rendimiento y llegar al momento del entrenamiento en condiciones perfectas. De eso es de lo que vamos a hablar hoy, de optimizar las horas de entreno mediante estrategias nutricionales y de hidratación.

COMER DURANTE EL ENTRENAMIENTO

Es uno de los errores más comunes y parece que a muchos todavía no les entra en la cabeza. Al comer se hace la digestión. La digestión requiere de sangre y cuando entrenamos, la sangre va al músculo que estamos trabajando, dando esa sensación de congestión conocida como “pump”.

Si acabamos de comer y empezamos a entrenar, la sangre que se necesitaba en el estómago, va a ir a los músculos, dejando la comida sin digerir, provocando lógicamente un corte de digestión y el posterior vómito. Lo óptimo sería dejar unas 2 horas desde la última comida hasta empezar el entreno.

ATIBORRARSE DE BEBIDAS PRE-INTRA ENTRENO

Es otro de los errores que se ven mucho entre atletas. Tomar una bebida pre-entreno, intra-entreno y una post-entreno…

El entrenamiento es un proceso que debe ser catabólico, debe agotar la masa muscular para que sea efectivo gracias a la recuperación posterior mediada por nutrientes esenciales y descanso en abundancia. En un afán por prevenir este catabolismo, se utilizan bebidas “pre” con aminoácidos y otros componentes, bebidas “intra” con, a veces, cantidades obscenas de carbohidratos en polvo tipo dextrosa o ciclodextrina y post con proteínas en polvo y más carbohidratos.

Cuando entrenamos, el cuerpo está en modo lucha o huída, lo que quiere decir que es igual para él entrenar, que luchar con un bisonte. No sé vosotros, pero yo no creo que cuando nuestros ancestros luchaban con bisontes tomasen mil 500 cosas “intra-lucha”.

¡OJO! Esto no quiere decir que una bebida “intra” no tenga cabida, claro que la tiene, pero en determinadas circunstancias, dejando 2 horas desde la comida y adaptada a nuestro cuerpo, nivel y situación.

BEBER AGUA DURANTE LAS COMIDAS

Esto es algo menos común pero que considero un error de libro no sólo para entrenar, sino para las digestiones en general. La digestión requiere de ácidos estomacales (jugos gástricos) para deshacer los alimentos y optimizar no sólo la extracción de nutrientes, sino la velocidad de digestión.

Si nos encharcamos de agua, a la vez que comemos, empaparemos el estómago y los alimentos y contrarrestaremos el efecto de los jugos gástricos, ralentizando y entorpeciendo la digestión.

Si en la comida de 2 horas antes de entrenar, bebéis medio litro de agua, la digestión no va a ser buena, si encima no esperáis 2 horas y os llenais de bebidas pre-intra-post, tiene mérito que no hayáis dejado todavía de hacer deporte encontrándoos como os debéis encontrar al entrenar.

Eso es todo por hoy, espero que hayáis aprendido algo y si estáis interesados en más información al respecto y sobre otros temas, podéis ver mi video en el canal de la IFBB Pro España muy pronto.