¿HASTA DÓNDE ESTÁIS DISPUESTOS A APOSTAR?. LO QUE NADIE OS QUISO CONTAR

 

¿HASTA DÓNDE ESTÁIS DISPUESTOS A APOSTAR?. LO QUE NADIE OS QUISO CONTAR

 

El culturismo, fitness en general, es el deporte más bello del mundo. Me lo habréis escuchado, leído e incluso gesticulado. Es una de mis máximas preferidas y que más he usado en mi carrera tanto como Atleta o como Preparador de manera recurrente. De igual manera, tengo otra de la que no hago menos uso. Ésta dicta que, nuestro deporte, es una amante muy exigente. Y de esto precisamente vengo a hablaros hoy.

En cualquier disciplina deportiva hay manuales de técnica, teoría, historia, evolución de la misma a lo largo del tiempo, figuras célebres, etc. En nuestro deporte, también, pero algo descata en ausencia: no tenemos, más allá de la opinión grosso modo sensacionalista, exposiciones veraces, analíticas y objetivas de qué es la vida y carrera de un fisicoculturista. Si encontramos esta información en artículos o entrevistas de grandes figuras que, entre líneas, dejan caer palabras. O si exponen su experiencia y ésta es completa, versará sobre uno de las miles de opciones que expone nuestra disciplina deportiva.

Nuestro deporte, con el permiso del respetable, es el más bello del mundo. Pero, amén de una amante sumamente exigente, es una disciplina tan extremadamente rigurosa que, personalmente, considero que un recopilatorio de artículos de opinión, entrevistas o exposiciones varias no son suficientes para exponer debidamente el dónde nos metemos, el a qué nos exponemos y la importancia del cuándo para marcar los siempre importantes tempos en toda carrera deportiva.

Desde el punto de vista de un fisicoculturista profesional y desequilibrando este artículo del lado de la versión más PRO de este deporte, me gustaría exponeros experiencias que he vivido como Atleta, vivencias tratadas como Preparador y circunstancias vistas como mero espectador dentro de este contexto y de las que, aunque muchos tenemos constancia, parece tabú exponerlas mínimamente.

Empezaré diciendo que otro de mis dogmas es que “para ser un buen deportista y profesionalizarte en el culturismo, has de ser un atleta inteligente. De no ser así, la carrera no será larga como prevés”. Y añado algo más que sigo defendiendo como un hecho importante: “el deporte y la nutrición sana, son garantía de una larga vida y calidad en la misma. Pero, el deporte profesional o de alto rendimiento puede no serlo si no se llevan los debidos controles dada su exigencia”.

 

ARTICULO SERGIO DE JUAN MD LATINO  ¿HASTA DÓNDE ESTÁIS DISPUESTOS A APOSTAR?. LO QUE NADIE OS QUISO CONTAR

 

Dicho todo esto y puestos ya en antecedentes, os pregunto: ¿hasta dónde estáis dispuestos a apostar?

En nuestros primeros años de práctica en nuestro deporte, todo vale. Eres indestructible. A nivel articular, a nivel estomacal, digestivo, intestinal, mental, hormonal e incluso económico, porque no tienes mucho pero no te importa invertirlo en aquello que más amas: el culturismo. Yo lo hice. Y lo hago aún. Con el paso de los años y avance en el camino, los errores que en un inicio no dan casi margen, ahora generan una distancia mucho mayor. Una mala praxis en la ejecución de los ejercicios genera hernias discales, disminución o desaparición de cartílago interarticular, luxaciones, artrosis, dolor potencialmente crónico, descompensaciones musculares que pueden general cifósis, malas pisadas y desgaste prematuro de cadera y un lago etcétera.

El deporte profesional en muchos casos apenas permite la detención. Se sigue; nunca se para. Se parchean dolores, lesiones… pero el fin muy a menudo justifica los pasos del camino y esto, es peligroso.

Nuestro sistema digestivo, secreción enzimática, microbiota… se terminan por cansar y circunscribir & adaptar a una lista breve de alimentos sino tomamos las medidas oportunas. Esto generará ardor de estómago, dispepsia, espasticidad, dolor, inflamación intestinal, gases… y una vez más, si la praxis no ha sido la correcta, arrastraremos lesiones que pueden ya no sólo volverse crónicas, sino mermar notablemente nuestra calidad de vida con el paso de los años. Mucha comida, muchas veces al día, no bien elegida para evitar adulteraciones en la carne o pescado, cereales o legumbres, verduras, frutas… muchos pocos hacen un mucho y éste, algo crónico e indeseado.

A nivel hormonal, nos desgastamos igualmente. Hombres y mujeres. Mientras estamos en la cúspide de la ola, con todo podemos. Somos indestructibles. Pero no, no es así… El que diga lo contrario, miente. Somos humanos. No estamos diseñados para pesar según qué kilajes. Ni para hacer uso de según qué lastres entrenando o para realizar según qué ingestas y número de éstas en kilocalorías y volumetría. Si cuando nos sentimos superhéroes no somos capaces de mirar la horizonte y ver que hay un mañana, estaremos cometiendo un gran error del que podremos arrepentirnos toda la vida.

Si en el punto de inflexión positivo de esta ecuación no somos capaces de superar la euforia del momento y ver más allá corremos el riesgo de perder la perspectiva. He visto gente arruinada por pedir créditos para intentar ser el atleta que no llegará nunca a ser. Gente que para cuando se da cuenta a perdido amistades, familia, pareja, se ha separado, perdido relación con sus hijos… Deprimido, entrado en terapia medicamentosa para amortigarla… O ha visto pasar los años paralelamente y ha perdido la opción de ser padre o madre.

Aquí y ahora, os he narrado todo lo negativo de este deporte. Lo positivo, lo vivimos y recordamos a diario y no ha lugar en esta exposición. Parece victimista mi exposición, y hay atletas con una carrera mucho más dilatada en años que la mía que seguro podrían aportar muchísimo al respecto. Pero os puedo asegurar que un deporte tan magnificado en sensaciones como es el nuestro, tan exigente… puede en ocasiones llevar al atleta a errar con más facilidad de la que creéis. Y si esto ocurre, al ser fuerte la apuesta, las pérdidas serán cuando menos igual de importantes.

Sed inteligentes, aprended a ser objetivos y a ver vuestra carrera con perspectiva, sed justos y nunca os auto engañéis. Nuestro diseño genético nos marca un tope que nos hará con esfuerzo llegar a un Olympia o no ganar un Regional. Podremos mejorar, pero no hacer milagros. No os hipotequéis en este deporte. Es mi consejo. Disfrutad de la familia, amigos, pareja, mascotas… van a faltar algún día y extrañareis cada segundo perdido a su lado. Es perfectamente compatible con nuestro deporte. Cuidad vuestras articulaciones, cuidad vuestra intestino y vuestra salud. Gastad el dinero que sea necesario para ello y nunca hagáis duelo de ello. Vivid este deporte como una pasión, disfrutadlo y compartidlo… pero nunca permitáis que sea la piedra angular de vuestra vida y os domine.

Hoy os he hablado desde el corazón y os he dado unas pinceladas que creo muy útiles para aquel o aquella que quieran hacer de este deporte su estilo de vida, su profesión y su pan. Espero que os gustase.

 

Un abrazo familia.

Sergio de Juan.

Sergio de Juan – IFBB PRO –
 
Preparador de Atletas.
Entrenador Personal.
Experto en Dietética & Nutrición.
Experto en Nutrición Deportiva.
 
Email: 
 
Instagram:
SERGIO_DE_JUAN_TEAM
 
Facebook:
Sergio de Juan
Sergio de Juan Team