LA IMPORTANCIA HISTÓRICA SOBRE EUGEN SANDOW

631

La Importancia Histórica Sobre Eugen Sandow

Por: Ignacio Arienza

La leyenda de Eugen Sandow (El hombre tras el prestigioso trofeo) ¿Alguna vez te has preguntado quién es el hombre del famoso trofeo que se le entrega a Mr. Olympia todos los años?

Por desgracia es un hombre ya olvidado por muchos en nuestra comunidad y quien podría y debería ser considerado como el padre de todo lo relacionado con el culturismo y el ejercicio de pesas: el culturista original. Desde 1977, Mr Olympia recibe un trofeo con su figura, conocido como el Sandow.

Eugen nació en Prusia en 1867 y murió en 1925 de sífilis. Desde joven mostró interés y potencial en el campo del levantamiento de peso o Strongman, hasta que en 1889 ganó en Londres el título mundial y se convirtió en celebridad.

Durante los años posteriores dio exhibiciones por toda Inglaterra y se dio cuenta de que el público siempre se asombraba más por su apariencia física que por sus hazañas de fuerza. Se le ocurrió refinar sus actuaciones y acentuar su físico e impresionar al público, cambió sus métodos de entrenamiento para potenciar el desarrollo muscular y no la fuerza y se mantenía con niveles de grasa bajos para que se viera su musculatura.

Esto, añadido a su fuerza, lo convirtió en una celebridad en el país, convirtiéndose en el Entrenador Personal del rey Jorge V de Inglaterra. Además, abrió los primeros gimnasios de entrenamiento personal a los que llamó centros de cultura física y creó una revista, la primera revista sobre culturismo y salud: Sandow’s Magazine of Physical Culture. En ella bautizó a esta nueva práctica deportiva de desarrollar el cuerpo humano como bodybuilding. También escribió varios libros sobre entrenamiento entre los que se incluye el famoso Strength & How to Obtain it.

El objetivo de Eugen Sandow, con su cuerpo, era el de recordar a las estatuas griegas de la antigüedad. No era excesivamente grande ya que en aquella época era difícil. Pesaba 79 kilos con un estimado porcentaje graso del 9% y una altura de 1.75 mts. Números que a día de hoy no impresionan pero para su época, era un auténtico portento.

En 1894 Eugen aprovechó su conocida amistad con Thomas Edison y juntos produjeron un corto bajo el nombre de Edison Studios en el que simplemente se veía a Eugen haciendo las poses que él mismo había creado. Muchas de estas poses son las que a día de hoy son mandatorias en competición como pueden ser el lat spread, most muscular o el double biceps. Visto ahora, el video parece ridículo, pero queda claro de dónde viene todo. El corto causó furor entre las audiencias y en este punto de su vida Eugen era uno de los hombres más famosos y más ricos de Inglaterra, estaba casado y tenía dos hijas.

Por si no fuera ya suficiente, organizó la primera competición de culturismo jamás llevada a cabo: The Great Competition. Ocurrió el 14 de Septiembre de 1901 en el Royal Albert Hall de Londres y atrajo a 15 mil personas a la audiencia. Era algo con lo que Sandow llevaba soñando años y finalmente ocurrió. Con ello quería popularizar aún más este nuevo concepto y motivar a más gente a mejorar sus cuerpos mediante el ejercicio físico.

Los competidores de The Great Competition eran culturistas que habían ganado torneos más pequeños organizados por todo el país y que al ganar sus regionales, clasificaron a la final. Los atletas eran lógicamente la primera oleada de culturistas que habían seguido los pasos de Eugen gracias a las revistas, libros y videos y ahora se consideraban listos para competir. El ganador de aquel evento recibió $5.000 y el segundo $2,500, una auténtica barbaridad para la época y que Eugen puso de su propio bolsillo.

Además fue el primer campeonato en el que al ganador se le entregó el trofeo con la estatua de Eugen hecha de oro puro. ¿Los jueces? Eugen Sandow, Sir Charles Lawes (famoso escultor) y el legendario escritor, el Dr. Arthur Conan Doyle, creador de Sherlock Holmes. Esta es la historia de Eugen Sandow, el padre de toda nuestra industria y el culturista original. Una historia impresionante que no debe ser olvidada.

Hasta ahora este trofeo reconocido como “El Sandow”, es lo más respetado mundialmente que sólo un ganador del Mr. Olympia cada año se lleva, siendo el triunfador de los mejores físicos del mundo. Esperemos que esta tradición continúe esta temporada este 11 y 12 de Septiembre en Las Vegas, Nevada. Más informacion en www.mrolympia.com